Mi Reposo



1
Un reposar
de quietas aguas
es el mar
que en mi descansa,
cuando el invierno
huele a primavera,
cuando el rio
fluye en la distancia...

2
Un reposar
de mansas aguas,
que humedece
el fondo de mi alma,
que enmudece
el paso de los siglos,
que detiene
otoños y añoranzas.




3
Me reposan
los “te quieros”
que se han ido,
Me reposan
los tañires de cámpanas,
Sólo escucho
de los siglos mal ceñidos,

la pasión del Cristo
y sus “Hossanas”
¡muerte y vida eterna,
en pan y vino resumido!


4
Yo reposo
en ese puro instante
tan divino,
en que el Dios supremo
me despierta los sentidos,
en que el Dios anciano
me recuerda que fue niño.
y baja de su trono
hasta mi mesa,
y cena con mi espiritu.




5
Yo descanso de fronteras
y de páramos dormidos,
de las sombras
que los hombres
dan por techo y nido,
de cuestiones y disputas,
de leyendas y de mitos.
en esta sacra hora
que la luz del Verbo abrigo.

6
El agua mansa de los siglos,
¡lago, mar y rio!...
el relój sin tiempo
, de los valles afligidos,
la herencia de la fe crecida,
sin nombre
, ni apellido
(sin pueblo, ni ciudad,
sin lengua, ni destino)
es la quieta tempestad
que calma mis delirios.




7
Un gran reposo
de quietas aguas
es el mar que ahora
en mi descansa
mansas aguas
que se vierten

muy serenas

sobre el fondo de mi alma



©Miriam Ramos / 2007
Counter
Mis Poemas - Miriam Ramos
Welcome